Nuestros vinos


Exclusividad y excelencia

Una selección incomparable


Cimera

A la vista es de color amarillo, con reflejos dorados, limpio y brillante. Aroma intenso, complejo y elegante, con recuerdos frutales y florales, a manzanas, con toques cítricos, suaves especias, evocación salina y mineral. En boca se aprecia su buen cuerpo y estructura, con gran volumen, sabroso y una excelente acidez que le hará perdurar en el tiempo. De final largo y perfumado postgusto.


Riesling

Color amarillo pajizo con destellos dorados, limpio y brillante. Aroma intenso, frutal, con recuerdos a albaricoque y membrillo, terpénico, con notas balsámicas, a hidrocarburos y calizas. Ligero toque de bollería al final. Muy complejo y elegante. Fresco en boca y a la vez amplio, sabroso, con una excelente acidez que hace intuir su longevidad, seco y refinado, muy equilibrado, de final largo y perfumado postgusto. Curioso punto mineral al final.


Viognier

Color amarillo pajizo, brillante. En nariz es franco en aromas, complejo, con notas de fruta de hueso, nectarina, albaricoque y a flores frescas, con apuntes balsámicos y de pimienta blanca, dando al conjunto una gran riqueza aromática. Conforme se abre el vino aparecen aromas de fruta tropical, plátano y algo de menta. En el gusto es fresco, con gran volumen y estructura por su natural contenido glicérico y del trabajo de las lías finas que aportan redondez y untuosidad. Tanino marcado pero agradable, untuoso, equilibrado y con largo postgusto.


Versat

Color amarillo pajizo con tonos verdosos. En nariz es franco en aromas, frutal y floral, recuerdos a cítricos como el pomelo y la lima, manzanas verdes, pera de San Juan, hierba fresca y plantas aromáticas. Tiene una entrada suave en el paladar, con frescor, fruto de la magnífica acidez natural, con volumen procedente del trabajo de lías, con un punto amargo agradable al final propio de la variedad, equilibrado y con largo postgusto.